Bancos de terapia
Bancos de terapia para ejercicios

Los bancos de terapia son superficies especialmente adaptadas para poder realizar los ejercicios de fisioterapia necesarios para mejorar la musculatura y la motricidad de los niños. Estos instrumentos están pensados para ser cómodos y fáciles de manera que el niño se posiciona sobre ellos y pueda realizar ejercicios con mayor facilidad que si estos se realizaran en una colchoneta en el suelo o en un banco de madera normal.

La superficie de los bancos de terapia está especialmente acolchada para la comodidad del usuario y del fisioterapeuta que ayuda al niño a realizar los ejercicios. Dependiendo del ejercicio y de la zona a tratar podemos regular el asiento el ángulo lateral y frontal del banco además consta de varios accesorios para ayudar a la movilidad de aquellos que no pueden mantenerse sentados por sí mismos, no pueden realizar movimientos fluidos de manera autónoma o tienen problemas para mantenerse erguidos.

Los bancos de terapia pueden ayudar tanto al profesional como los ejercicios que el niño debe realizar en casa para mejorar su musculatura. Por ejemplo, en una postura boca abajo, moviendo los brazos o intentando estirar la columna para fortalecer la zona de la espalda. Este es un ejercicio muy común. Estos bancos son imprescindibles para aquellas clínica se las que se trata la motricidad y la fuerza de los niños que tienen problemas en el desarrollo o les cuesta realizar movimientos naturales que ya deberían haber alcanzado según sus hitos del desarrollo.

Banco
Bancos de terapia para niños

Los bancos de terapia no son solo positivos paras las pocas horas que se realiza la terapia física con ayuda de un fisioterapeuta o de un profesional, tiempo que no suele exceder de las dos o tres horas semanales. Una parte importante de la rehabilitación y la mejora en el desarrollo de un niño son los ejercicios que se realizan en casa. Puede ser muy beneficioso para la familia disponer de un banco de terapia en casa para realizar ejercicios con comodidad y fluidez de la misma manera que lo realiza el fisioterapeuta en su consulta. Con ayuda de este material, además de las horas que se realice la terapia que pueda tener el niño el refuerzo constante en casa le ayudará a mejorar mucho más rápido y mucho mejor que si no dispusiera de él.

Los bancos de terapia, a pesar de su estructura simple, son herramientas muy útiles para la recuperación de la fuerza o el desarrollo de la motricidad. Los ejercicios que un fisioterapeuta recomienda para un niño cambian con el paso del tiempo, por lo que  la capacidad de los bancos de terapia de ser regulados para cada necesidad permite que se realicen diferentes tipos de ejercicios de manera fluida y fácil.

La dificultad de los ejercicios puede variar dependiendo del estado del niño o de la dolencia que quiera tratarse por lo que es importante que los bancos sean regulables puedan ir teniendo más o menos inclinación o adaptándose a la altura del niño según su crecimiento. Si quieres mejorar y facilitar el desarrollo de los ejercicios de fisioterapia en tu casa compra un banco de terapia con el que hacer más cómoda y llevadera la rutina física de tu hijo. La repetición y la constancia son fundamentales para obtener resultados a corto y largo plazo y para tener un progreso constante y bien cimientado. En Dimecore disponemos de un amplio catálogo de bancos de terapia con diferentes formas pensados para realizar diferentes ejercicios. Todos son adaptables y tienen en cuenta el desarrollo del niño, además de su utilidad. Ponte en contacto con nosotros para recibir el asesoramiento de un profesional.